miércoles, 21 de septiembre de 2011

Le Tour de France. Normandía

Empezamos madrugando, porque había que salir del camping antes de las 10, la verdad es que el camping como camping para acampar de 10, los bungalows de 8, recogimos todo levantamos a la tropa y mientras yo hacía una mini-limpieza (este camping no te daba la opción de que la hicieran ellos o yo no conseguí entenderme) se fueron otra vez a la mini granja. Terminé de hacer el tetris en el coche y cuando fui a recepción a llevar la llave, se vino la chica conmigo y no la pareció bien la limpieza, además había que dejar las sábanas sucias encima de la mesa  Shocked
Finalmente la gustó, así que nos fuimos derechos al carrefour a comprar más agua y a Sainte Mere Eglise, desde Pontorson tardamos casi dos horas, principalmente porque había una carretera en obras. En el viaje la Pequeña Exploradora se durmió y Miniviajero fue muy entretenido con la mini tele, ese día probamos uno de los chismes que habíamos comprado para enchufar al coche cualquier enchufe normal y funcionó perfectamente.


Salimos de Pontorson con bastante sol, pero al llegar a Saint Mere Eglise estaba nublado, aparcamos, vimos la iglesia con el paracaidista, estuvimos en la oficina de turismo donde nos informaron sobre las Normandia Pass y nos dieron un folleto muy completo sobre casi todas las cosas que se pueden ver (es imposible uno completo porque en cada pueblo y casi en cada carretera hay uno o más memoriales, grandes, pequeños, monumentales, sencillos, ....) que está hecho por una asociación que tiene algunas cosas muy interesantes (ojala hubiera conocido esa página antes de ir ;-) .

Luego dimos un pequeño paseo por el pueblo, como estaba nublado parecia salido de una peli en blanco y negro.
Desde allí nos fuimos a ver las Baterias de Azaville, hay un recorrido subterráneo de varios cientos de metros, las baterías en sí, y todo el complejo tanto interior como exterior, es una visita muy interesante porque se hace con un audioguia y te puedes entretener lo que quieras, la visita la hicimos con la Pequeña Exploradora en la mochila y un poco asustada porque no la gustó nada lo de ir bajo tierra, Miniviajero estuvo entusiasmado todo el recorrido.
Cuando terminamos volvimos a Sainte Mere Eglise a comer, eran casi las 14 y para Francia era un poco tarde, pero encontramos un café (casualmente del que se ve el cartel del menú en la foto) abierto que tenían un menú bastante majo tanto para nosotros como para los niños.
Iba a ser nuestra primera experiencia en un restaurante francés con las alergias de la pequeña. Llegamos intentamos explicarle al hombre, pero no nos entendíamos así que saqué mi superhoja y se la dí, sin ningún problema la hacian Steak Hache y frites (una especie de hamburguesa/filete ruso), luego la buscaron un helado que pudiera comer, así que se portaron fantásticamente y no resultó nada caro comimos los cuatro de menú con agua por unos 50 €.
Cuando terminamos de comer echamos un vistazo al museo que han abierto nuevo de los paracaidistas pero era muy caro, así que nos fuimos a ver las baterias de Crisbecq.
Estas las ves por el exterior, dentro de las baterías hay unos dioramas con un montón de figuras y de elementos reales (la cocina, la enfermeria, el puesto de mando, ....) allí ya había levantado el día y hacia bastante calor. A los bichines les encantó.
Desde allí bajamos a la playa de Utah, donde estuvimos viendo uno de los memoriales, luego la pequeña se volvió a dormir y el grande ya estaba aburrido, así que en el siguiente memorial solo se bajó el viajero, pero nos trajo una foto para que lo vieramos ...
Desde allí como ya estabamos cansados nos fuimos "directos" al siguiente camping a Saint Aubin sur mer, aquí el amigo Tomtom hizo de las suyas y nos llevó de visita turística por toda la zona. El bungalow estaba muy bien, tenía hasta lavavajillas, porche y un pequeño jardín con barbacoa, tumbonas y sombrilla, además estaba situado al lado de un mini lago en el que había algún pato para delicia de los enanos.
Mientras ellos investigaban y el padre deshacía el tetris yo me fuí con mi mapita al super del pueblo, el pueblo bastante chulo y el super bastante caro.
Este camping estaba tambien bien, la piscina era una pasada parte cubierta y parte al aire libre, un montón de hinchables, columpios, ... el restaurante con comida para llevar bastante asequible, pero demasiado grande, la zona de acampar era más pequeña pero yo no se los cientos de bungalows de distintos tipos que tenian, para nuestro gusto demasiado grande.
Ese día dimos por finalizado y visto que este bungalow tampoco tenía toallas, decidimos cambiar el orden de las visitas e ir al día siguiente a Caen que había un carrefour grande.
Llegamos tarde (como a las 10:30) a Caen porque habíamos decidido que ibamos a comer en la casita y dejamos la comida hecha (menos mal), empezamos por el Castillo de Guillermo el conquistador, que a nosotros nos gustó bastante, pero no al Miniviajero, desde allí había una vista muy maja del rio y de la iglesia de Saint Pierre.
Bajamos del castillo, visitamos la iglesia de Saint Pierre (una iglesia gótica bastante maja) y fuimos a la oficina de turismo donde conseguimos un plano en "español", se me ocurrió pedirlo en castellano y la de la oficina me miró como pensando que estaba loca, dijo que no tenían planos en idiomas locales ¿¿¿¿¿¿¿
Estuvimos recorriendo la parte peatonal del casco histórico, bastante bonita con las casas típicas normandas con las maderas y llegamos hasta la abadia de les hommes de la cual vimos la iglesia (tambien gótica), la Pequeña se quedó dormida en la mochila, y el grande estaba cansado, así que tiramos para el coche, al carrefour ha hacer compra y a la casita a comer, llegamos a las 3 de la tarde.
Comimos y  como los niños estaban cansadillos cambiamos la visita a Bayeux por la pisci (los niños y yo) y el memorial de Caen (el viajero padre).

Al Miniviajero le entusiasmó tanto la piscina interior como la exterior que tenía un "rio" y toboganes, pero la Pequeña Exploradora y yo no aguantabamos la temperatura del agua de fuera.

Nada más salir de la piscina llegó el Explorador padre, asi que duchita todos y a ver el Pueblo, la pequeña se nos quedó dormida.

Estuvimos viendo el pueblo que está bastante bien, la playa de Juno y el inevitable memorial:
Esa noche probamos los "Moules" a la Normanda (mejillones) para llevar del restaurante del camping, estaban muy ricos, eran bastante más pequeños que los que comemos aquí.

Luego continuo ....

No hay comentarios:

Publicar un comentario