domingo, 18 de septiembre de 2011

Le Tour de France. El Monte Saint Michel

Si mi memoria no falla, me quedé bajando del Ferry en Saint-Nazaire.
Una vez bajamos, menos mal que llevabamos a Tom-Tom, porque el ferry te deja en mitad de un polígono raro, mitad industrial mitad naviero, grabamos la posición en el GPS como nos habían recomendado y entre el GPS y un plano que habíamos cogido en el barco tiramos para Saint Michel.

Los enanos iban dormidos y Normandía iba despertando, Tom Tom nos llevó por carreteras nacionales, por lo que fuimos atravesando pueblos, bosques y maizales, la verdad es que el paisaje era totalmente diferente del paisaje español, poco antes de llegar a la abadía cayó un diluvio tremendo de 10 minutos, lo que nos hizo sospechar que iba a hacer mal día (luego solo fue una sospecha).

Atravesamos la zona de tiendas, hoteles y restaurantes frente al monte y llegamos al parking en el cual estaba empezando a bajar la marea, ya se podía aparcar en el parking 2 (en el 1 había unos barrenderos barriendo algo de agua, aunque dejaban aparcar a los de allí), así que dejamos el coche, espabilamos a los crios e iniciamos nuestra visita, eran las 9:10 aprox. de la mañana.
A la Pequeña Exploradora la llevabamos en la mochila, todavia no había mucha gente, paramos a desayunar y subimos hasta arrriba, entramos esperando 2 ó 3 minutos de cola, en la abadía había gente pero se podía ver bien.
Por fuera nos gustó mucho, por dentro no tanto, al salir había una cola tremenda, bajamos tranquilamente y volvimos a subir por la muralla y otros caminos, ya había demasiada gente, así que a las 12 y pico nos fuimos al carrefour de Pontorson a hacer la compra y a "la casita".

En este camping nos tocó la chica que no hablaba castellano, pero nos entendimos, el camping de 10, la casita un poco menos, hicimos la comida, comimos tranquilamente en la terracita y nos fuimos a la piscina.

La piscina era pequeñita y aunque estaba climatizada al salir hacía bastante frio, así que ducha y al monte de nuevo.
La marea alta era a las 20:19 y tenía un coeficiente de 112 (bastante alto), aparcamos abajo pero la zona más alejada, el viajero decía que no llegaría el agua, llegamos pronto como a las 6:15, dimos otra vuelta por la parte de abajo y las murallas y nos fuimos al dique, recomendaban estar dos horas antes.
Les dimos de merendar a los crios y allí no se veía absolutamente nada, empezamos a desencantarnos, de hecho hablamos de si seguiamos sin ver nada irnos, pero de repente la marea empezó a subir, vimos una ola chiquitita que avanzaba a toda velocidad (creo que no se va a apreciar en la foto)
Desde ese momento y hasta que finalizó la subida fue absolutamente impresionante, además por uno de los lados se veía atardecer entre nubes. La marea fue una de las cosas que más nos han impresionado del viaje (a Miniviajero tambien). Había incluso un barquito navegando sobre los parking.
A mitad el viajero consorte dió su brazo a torcer y subió el coche al dique, a las 20:20 estaban todos los parking anegados ;-)

Lo de poner fotos, es un poco "pesado", así que si mañana va más rápido pongo más que sino me voy a eternizar.

Finalizamos el día cenando en el camping, visitando la minigranja y los hinchables.
Fue un día muy completo y tranquilo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario