miércoles, 8 de diciembre de 2010

Lisboa

Es, junto con Paris, una de mis ciudades favoritas. He estado dos veces, la última un puente de Diciembre hace 10-11 años, donde la vimos con todo el esplendor de su clima atlántico, la otra tenía 15 años, hicimos un viaje mis padres, mi hermano y yo de esos de si es sábado y son las 10 esto debe ser Lisboa, en autobus saliendo un jueves por la noche y volviendo el domingo por la tarde en pleno agosto, tuvo su encanto.

La primera vez parecía sacada de la posguerra, que en vez de en autocar habiamos viajado por el tunel del tiempo y estabamos en la España de 30 años atrás, la segunda vez el cambio habia sido espectacular, al igual que la subida de precios.

Imprescindible en Lisboa, el castillo de San Jorge, la plaza del Rossio (apenas se nota el incendió que casi la destruyó), la catedral (al castillo y a la catedral se puede subir en tranvia), La torre de Belem, el monumento a los descubridores. En ascensor se puede subir al Chiado y tomar café para hombres en la rua Garret.

En esta ciudad fue el primer sitio donde usamos una Tarjeta para transportes y museos, que aprovechamos al máximo, aunque el metro no es de lo mejor, los tranvias, los ascensores, los autobuses, .....
Tambien es destacable el monasterio de los Jerónimos y su museo naval.

La primera vez montamos en barquito por el rio "Tejo" y cruzamos a la estatua del cristo (no se si la de Rio es como esta o esta como la de rio), si montais en el barquito cuidadito, a nosotros nos jorobaron las vacaciones porque le quitaron la cartera a mi padre, menos mal que nosotros ya eramos "mayores" y el dinero iba repartido entre los cuatro.

La segunda vez vimos los dos acuarios el nuevo en el recinto de la Expo de Lisboa, impresionante, no es muy grande pero en la época era el no va a más. Y lo más esplendoroso bajo la lluvia continental el parque donde está la estufa fria, que más que un parque es un jardín botánico, el Parque de Eduardo VII.

Las dos veces estuvimos en Sintra y vimos el palacio Nacional o Palacio da Vila, la segunda tambien vimos el castillo de Mouros, pero el otro palacio, el de da Pena no he conseguido verlo 8-(

Para comer, por supuesto el Bacalao y comida brasileña, feijoada, rodicios, .... eso si no pidais calamares en su tinta. Se me ocurrió pedirlo en mi primera visita y me pusieron un calamar entero a la plancha, al abrirlo efectivamente tenía su tinta, su tinta, sus tripas y de todo, un asquito.

En general te entiendes bien en castellano aunque hay que tener un poco de cuidado, en el primer viaje, preguntamos por el puerto (porto) y acabamos en el aeropuerto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario