viernes, 8 de octubre de 2010

Las cunas en hoteles y similares

Cuando tuve al bichín ya me avisaron que pedir una cuna en un hotel era toda una experiencia.

Con el bichín grande realmente nunca tuvimos necesidad de pedirla porque cuando nació mis compañeros me regalaron una cuna de viaje y fue la que usamos mientras necesitó cuna, pero ....

Cuando el bichín largo ya tenía tres años largos fuimos a la expo de Zaragoza, él ya dormia en cama, así que en la casa rural en la que reservamos (que ni siquiera estaba en Zaragoza capital, si en la provincia) pedimos una habitación doble con cama supletoria y cual fue nuestra sorpresa al llegar y ver que no solo no estaba la cama supletoria, sino que además no cabía: era una habitación diminuta con una cama de 1,20 (así que tampoco podíamos dormir los tres en la cama), nos ofrecieron como solución ponerle una cuna, él aceptó dormir en cuna y nos fuimos a dar una vuelta y a cenar.

Cuando volvimos a acostarnos, a mi casi me da un "parrús" la cuna podía haber pertenecido a mi abuela tranquilamente, una cuna metálica del año 1000 que se movia y sonaba de peli de miedo, pero bueno pudo dormir allí y salimos del paso.

Con la bichina pequeña, la cosa resultó diferente porque aunque seguimos teniendo la cuna de viaje, hemos hecho algunos viajes en los que no llevabamos coche y no podíamos llevarla, además al ser cuatro y aumentar exponencialmente los chismes a transportar, pues llevar la cuna es un engorro, así que en alguna ocasión la hemos pedido con mejor o peor fortuna.

1ª vez que pedimos cuna para ella. Viaje a Eurodisney, la cuna estaba en su sitio sin ningún problema y no la pasó nada durante los días que estuvimos allí, pero solo tenía la sábana de abajo, menos mal que llevaba su saco de dormir y un par de mantas para la silla de paseo, era marzo así que hacía más que fresquete.

2ª vez, un fin de semana que fuimos a una boda a cientos de kms en tren y coche de alquiler. Sin problemas, como curiosidad, aquí si nos pusieron sábanas, manta y edredón (era julio-agosto)

3ª y 4º vez, sin novedad, ya lo esperabamos eran casas rurales que ya conociamos y la pedimos por ir más desahogados en el coche sabiendo que iban a ser perfectas ;-)

5º vez. Este verano en Mallorca, llegamos al apartahotel y no estaba puesta la cuna, la reclamamos en recepción y al ratín vienen con una cuna a la que  se le cae una rueda, no pasa nada enseguida vendrá mantenimiento a arreglarla (eran las 12 de la mañana, no vino ese día), el apartahotel tenía un salón cocina, una habitación con dos comas (donde no cabia la cuna) y una especie de antecamara con un sofá cama, un armario y bastante hueco donde pusimos la cuna y dormian los dos bichines, esa noche a las 5 de la mañana oigo lloriquear a la bichina, voy  y me la encuentro en el suelo, yo alucinaba porque no había oido golpe y no parecia llorar de dolor sino porque había perdido su chupete, la vuelvo a poner en la cuna y me voy a la cama pensando como se habría caído, en esas estaba cuando la vuelvo a a oir llorar, voy corriendo y me la encuentro con medio cuerpo dentro de la cuna y medio deslizandose entre la cuna y el colchón, la rueda que se caia había terminado de perder el tornillo y ahora se caía tambien el somier, al final el colchón al suelo y ahí terminó de pasar la noche, por la mañana nos quejamos en recepción y al volver de desayunar nos encontramos al de mantenimiento llevándose la cuna rota, nos había dejado otra que no volvió a dar problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario