martes, 27 de diciembre de 2016

Los niños y las comidas en los viajes

Cuando vamos por ahí y llega la hora de la comida, muchas veces me siento muy orgullosa de mis hijos, a ellos eso de los menús infantiles no les suele gustar, a ellos dales comida de verdad, eso si luego preparate para pagar la cuenta claro.....

Hemos estado recientemente un fin de semana en Albarracín/Teruel el menú que eligió Miniornitólogo fue Migas Aragonesas (sin huevo) y Estofado de Ciervo, el sin huevo fue por dos razones: a) odia el huevo frito y b) así lo podía compartir con la Pequeña Exploradora que la encantan las migas pero no se come un plato ni de rebote.

Miniornitólogo ha apuntado maneras desde chiquitito, tenía un par de años en el Cabárceno cuando tuvo lugar la siguiente conversación con un camarero:

 Yo: ¿Al niño se le puede pedir un solo plato del menú?
Camarero: Si señora pero tiene un menú infantil que les suele gustar más.
Y. Ya pero para él mejor el cocido Montañés de plato único.
C. ¿Sra. usted sabe lo que es el cocido Montañés?
Y. Si, si cocido Montañés.
C. Yo se lo traigo pero es que el niño no se lo va a comer, mejor un menú infantil.
Y. No, mejor el cocido Montañes.
Nos miraba con cara rara y trajo el cocido relatando. venía con una rodaja enorme de morcilla de arroz encima que el crio no quiso, así que se la pasé al padre que también había pedido cocido Montañés y le puse el plato al chiquillo que inmediatamente empezó a comer ante los ojos atónitos del camarero que cada vez que pasaba miraba.
El niño se comió el plato entero y cuando el camarero lo retiró nos dijo, "Andá si se lo ha comido" ....

Había bastante cocido en el jersey pero efectivamente se comió todo el solito con su cuchara más feliz que una perdiz. 

Esto no quiere decir que no haya veces que pidan unos macarrones, pollo asado o las chuletillas de cordero, pero a ellos lo que les gusta es la cuchara.

De hecho este verano en Andalucía no les convenció demasiado la comida, ni el gazpacho/salmorejo, ni los pescaítos fritos, a ellos platos contundentes, carnaza, cuchara el último día en Baeza si, paté de perdiz, migas, ...
El año pasado estuvimos en Asturias el puente de diciembre y la Pequeña Exploradora probó las Fabes de todas las maneras habidas y por haber, en Fabada tradicional, con langostinos, con Almejas, .... estas últimas no la gustaron demasiado decía que tenian arena, el otro más tradicional comió dos o tres veces Fabada, ....

Otro clásico es el cocido, ya han comido el Montañés, el Maragato y por supuesto el Madrileño.

Pero no penseis que solo de legumbres viven los viajeros, que no, al miniornitólogo le va el churrasco o chuletón, aquí un antes y un despues, esto fue en León en Valdevimbre y previamente le había dado a la cecina y a las croquetas.


Las croquetas son uno de los preferidos de la Pequeña Exploradora lo cual nos ha dado alguna sorpresa desagradable, ella es alérgica al huevo, pero tolera pequeñas cantidades, así que se puede comer hasta tres croquetas rebozadas en huevo, que por cierto hemos descubierto que en muchos sitios no usan el huevo para rebozar, ella lo nota no sé como pero lo nota; si no llevan huevo se puede comer todo el plato, pero si llevan  .... dependiendo de la cantidad se come dos como mucho.

Lo que yo nunca sospeché es que se pudieran hacer croquetas solo de huevo cocido, en una ocasión en la plaza mayor de Madrid pidió croquetas sin preguntar, yo  las probé y no supe identificar de  que estaban hechas, ella las probó y al primer mordisco dijo que no quería más y me dió el resto, ahí pude ver en el huevo cocido en la croqueta, afortunadamente no pasó nada, no comió más y ya.

Lo que no son es dulceros, en eso no han salido a la madre, así que casi nunca piden postre, si acaso algo de fruta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada