sábado, 7 de mayo de 2011

Puente de Mayo 2011. Teruel tambien existe

Bueno pues como Teruel tambien existe, este último puente hicimos una escapadita a tierras turolenses, como teníamos muy cercana la Semana Santa, y el sr. de la casa sale tarde, nos fuimos el sábado tempranito.
Llegamos a Teruel a eso de la una del mediodia, como a los apartamentos no podíamos entrar hasta las 5 nos fuimos al caso histórico de la ciudad que los mayores ya conocíamos, pero los niños no, aparcamos justo debajo del acueducto y tiramos caminando para la plaza del Torico, como teníamos pensado subir a las torres mudéjares dejamos la silla en el coche cosa de la que luego me arrepentí, ya que la pequeña exploradora no estaba muy caminante ella.

Fuimos a la oficina de turismo de al lado de la plaza del Torico y cogimos los folletos pertinentes, nos recomendaron ver los aljibes (que nosotros no conociamos pues no estaban abiertos en nuestra anterior visita), el Miniviajero alucinaba, la verdad es que bastante curiosos.

Despues de comer mientras se hacían las 4 que era cuando abrian todo estuvimos en el paseo del Ovalo, en la Escalinata y en unos columpios que había a sus pies, luego le tocaba elegir a la Pequeña Exploradora, así que fuimos al trenecito que a los mayores nos sorprendió porque realmente ves todo Teruel, con muy buena explicaciones, la visita en tren duró una hora, casi al final de la misma empezó a llover.

Al bajar del tren teníamos tres opciones porque queríamos ver al menos una torre, ir al mausoleo de los amantes, ir a la catedral o ir a la otra torre visitable, como estabamos cerca del mausoleo y el Miniviajero quería ver a los amantes (habían contado la historia en el tren), tiramos hacia allí, la verdad es que lo han dejado bastante bien, la vez anterior estaba en restauración y vimos lo que es la estatua, esta vez pudimos ver la iglesia (impresionantes pinturas), el mausoleo, la torre y la sorpresa del día el "Ándito" que es un camino de ronda que tenía la iglesia, porque es una iglesia fortaleza, a media altura, impresionante no tanto las de la ciudad como las de las vidrieras.

Cuando salimos de allí como estabamos todos cansados fuimos a nuestro alojamiento en una pedania cercana a Teruel, el apartamento en sí estaba muy bien pero debemos tener mala suerte en Aragón porque habían decidido que la pequeña dormia en cuna, con lo que ella no estuvo muy de acuerdo y como no había más camas os podeis imaginar donde acabó todas las veces, menos mal que la cama nuestra era grande.

Al día siguiente la pequeña se despertó temprano, al rato se despertó el Miniviajero que se acordaba que era el día de la madre, así que me dieron mis regalos, el Miniviajero me ha hecho un libro en el cole en el que pone sus deseos ("Ir a Egipto con mamá en Avión") y que cosas le gustan de mamá (entre otras que le llevo a conocer sitios nuevos), como veis sigue apuntanto maneras.

Ya se levantó el padre y nos preparamos para la visita del día Dinópolis, habíamos quedado en la puerta con unos amigos que tienen niños de la edad de los nuestros.

El día estuvo bien, pero no es un parque temático al uso, a los crios les gustó mucho porque con su edad los dinosaurios son lo más, pero hay dos atracciones "buenas", un cine 3D (hay uno 4D pero no podian entrar por altura), cuatro atracciones de feria en las que no dejaron montar a las niñas, algunos espectáculos, un museo y lo mejor la Paleosenda, una zona de columpios prehistóricos impresionantes, podiamos montar tanto padres como hijos, una pasada.

El parque un poco caro para lo que era, pero bueno lo pasamos bien que es lo importante.

El lunes de camino a casa pasamos por Albarracín, donde callejeamos un rato, siempre nos pasa lo mismo, tenemos que hacer un monográfico de esa zona, a ver si encontramos un hueco ;-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario