viernes, 22 de abril de 2011

Semana Santa 2003. Paris (III)

Ya estábamos a sábado, en la segunda mitad de las vacaciones, a pesar de que nos habíamos acostado tarde, volvimos a madrugar, nos dimos un atracón de café en el desayuno, tomamos algún croisant y cogimos el metro y nos bajamos en los inválidos, estuvimos viendo el Puente de Alejandro VI y entramos en los inválidos, estuvimos viendo la tumba de Napoléon y volvimos a coger el metro hasta el tranvía de Monmartré, los inválidos lo vimos porque teníamos la tarjeta de los museos y no nos costaba la entrada, sino probablemente no hubieramos ido.

Antes de montar en el metro hablamos con nuestros amigos que se levantaban más tarde, y quedamos en Monmartré para coger el tranvia que nos llevaba al Sacre Coeur, una vez allí volvimos a subir a los tejados (debemos tener fijación), la vista de París era increible, vimos la basilica por dentro y por fuera, estuvimos en un parquecillo cerca de allí con unas vistas curiosas de la torre Eiffel.

Luego fuimos dando un paseo por la plaza de los pintores, y ya bajando vimos los molinos de monmartree y el Moulin rouge, volvimos a coger el metro y aparecimos en la plaza de la Bastilla, vimos las marcas pintadas que hay en el suelo de la famosa Bastilla tomada y fuimos a comer de Pic-Nic a la plaza des Bosgos, allí comimos tomamos un ratillo el sol y volvimos a coger el metro al Louvre.

Cuando llegamos al Louvre entramos por la piramide de abajo y fuimos a visitar una de las exposiciones egipcias, momias y demás (no se si me tocará volver este año, ya que el mini-viajero ha estudiado Egipto en el cole y le llama bastante la atención) y luego hicimos un pequeño recorrido para ver la balsa de la medusa, alguna escultura y como no La Gioconda.

Salimos del museo y nos volvimos a separar, nosotros fuimos paseando a ver la iglesia de La Madeleine por fuera y las galerias de Colbert y Viviane de camino al hotel.

Una vez allí nos dimos una ducha, nos cambiamos de ropa y otra vez al metro, habiamos quedado en Montparnase para subir a la torre, subimos en el ascensor, estuvimos viendo Paris iluminado y teníamos idea de cenar allí, pero viendo precios y lo que ofrecian de cena, nos bajamos a buscar un sitio donde cenar, como eran las 22:00 h. aprox. nos costó encontrar un sitio donde nos dieran de cenar, al final en un centro comercial allí cerca conseguimos cenar en un italiano, luego el metro y a dormir, que se nos acababa nuestra aventura parisina.

El domingo decidimos no madrugar demasiado, a eso de las 9 desayunamos recogimos todo y lo dejamos en recepción, llovia pero nos acercamos dando un paseo a la ile de la Cite (ya no nos quedaba billete de metro) y la isla de Saint Louis, estuvimos viendolas bajo la lluvia, tomamos crepes, vimos el Hotel de ville y nos fuimos a la plaza de la Opera donde habiamos quedado con nuestros amigos para ver la Opera Garnier, impresionante la cúpula de Chagal.

Cuando salimos si que se nos habia acabado la aventura, volvimos al hotel porque nos recogian enseguida para ir al aeropuerto, para aprovechar la mañana nos llevamos embutido para comer allí y no caimos en que no nos dejarian pasar la navaja, así que nos quedamos sin navaja, pero al final comimos, cogimos el avión y colorín colorado, el viaje se ha acabado.

En algún momento que no se precisar vimos la parada de Metro Art Decó de cerca del Palais Royal, del que tambien vimos los jardines y una feria de Pascua que había al lado de la parada de Metro, supongo que alguna cosa más me dejo.

La verdad es que a pesar de que vimos bastante, siempre te quedan ganas de mas

No hay comentarios:

Publicar un comentario